¿Dónde tiro mis alineadores de ortodoncia invisible? – Clinica Peydro

¿Dónde tiro mis alineadores de ortodoncia invisible?

Dónde tirar los alineadores tras el tratamiento de ortodoncia invisible.

Después del tratamiento de ortodoncia invisible y el uso de los alineadores correspondientes, ¿qué se hace con los alineadores de plástico? Las mentes más ecológicas y conscientes, no se atreven a lanzar ese plástico a la basura orgánica. Y están en lo cierto, no es el lugar. Tampoco lo es el contenedor amarillo, que tiene la fama adquirida de “el lugar del plástico”, esta fama, por cierto, hace mucho daño a una de las 3 erres de la ecología: reciclar. Por cierto, la primera es reducir, y la segunda reutilizar.

 

 

El contenedor amarillo es para “envases”, o trozos de éstos.  Siguiendo con lo que nos acontece, los alineadores de nuestro tratamiento de ortodoncia invisible; debemos llevarlos a un punto limpio, se llama punto limpio a una instalación controlada de propiedad municipal. Su principal función es ofrecer a los ciudadanos un lugar donde depositar de manera separada los residuos que generen en sus hogares.

Los alineadores no van a ningún contenedor, sino a un punto limpio o ecoparque.

Los alineadores están hechos de plástico puro (policarbonato), elaborados con material termoplástico, de gran resistencia y flexibilidad. Pasa lo mismo con los cepillos de dientes, actualmente, la mayoría de los cepillos de dientes que hay en el mercado y consumimos, están hechos de plástico. Esto provoca que se asocien con el contenedor amarillo, ¡pero no es el lugar correcto para depositarlos!

La vida útil de un cepillo de dientes ronda los tres meses. Pasado ese tiempo, lo más conveniente es buscar un punto limpio o punto de recogida donde se pueda depositar este utensilio) o un ecoparque. Si no quieres buscar ningún punto limpio, los cepillos de dientes se deberán tirar al contenedor gris.

Después de nuestro tratamiento y con una bonita sonrisa ya que lucir a diestro y siniestro, toca ser un poquito conscientes y acercarnos a un punto limpio a depositar estos plásticos tan útiles que nos han corregido la mordida.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba