¿QUÉ SON LOS IMPLANTES DENTALES Y QUIÉNES PUEDEN LLEVARLOS? – Clinica Peydro

¿QUÉ SON LOS IMPLANTES DENTALES Y QUIÉNES PUEDEN LLEVARLOS?

Lo primero que queremos trasladar es que es posible conservar la dentición de por vida. Manteniendo una buena salud bucodental y teniendo en cuenta los cuidados e higiene pertinentes, es más que posible vivir toda la vida con los dientes naturales. Sin embargo, por una falta de consciencia en cuanto al cuidado e higiene bucodentales, así como de la importancia de las revisiones por profesionales, es más que común la necesidad de estas intervenciones, por lo menos a ciertas edades.

Desde que en el año 1965 se colocara el primer implante dental en una persona, el campo de la Implantología ha experimentado un importantísimo desarrollo en cuanto a técnicas, tecnología y materiales utilizados, que cada vez se perfeccionan más.

Implantes dentales: tasa de éxito del 97% de los casos

Estos avances han traído consigo una tasa de éxito del 97% de los casos y unos grandes resultados estéticos. Cuando el caso está llevado a cabo por un profesional cualificado, realmente no se puede distinguir un diente rehabilitado mediante un implante dental de un diente natural.

Por ello, hoy en día la cirugía de implantes es uno de los tratamientos dentales más realizados entre la población. Es verdad que al principio, algunas personas eran reticentes a someterse al tratamiento por tratarse, al fin y al cabo, de una intervención quirúrgica, pero hoy en día todos los progresos y la información con la que contamos han facilitado el acceso a la intervención.

IMPLANTES DENTALES RADIOGRAFIA

Si estás pensando en someterte a un tratamiento de implantes y aún tienes cuestiones sin resolver, te instamos a leer concienzudamente este post.

El camino hacia los implantes: pasos a seguir

Cualquiera que sea la situación en la que te encuentres, te recomendamos que acudas a nuestra clínica para ser valorado por los especialistas correspondientes en una primera visita sin coste. Acuden muchos pacientes con casos bastante extremos, casos que debían haberse tratado mucho antes, pero nunca es tarde y siempre hay soluciones.

Hay gente que cuando pierde un diente, aprende a vivir con la molestia y pospone la visita al dentista porque quizás no se preocupa por la estética y función que el diente desarrolla. Pero hay que tener muy en cuenta que los dientes tienden a desplazarse y moverse si no existe obstáculo alguno que se lo impida.

Aunque la principal ventaja de colocarse un implante dental es recuperar la comodidad y las funciones vitales de tu dentadura, sustituir un diente perdido también es importante por motivos de salud bucodental. La falta de un diente favorece que los dientes colindantes se desplacen, así que pueden apiñarse o inclinarse, favoreciendo la acumulación de sarro y placa dental, así como la aparición de caries o sensibilidad.

IMPLANTES DENTALES CARIES

Al generarse una maloclusión, se puede ver alterada progresivamente la forma que la persona tiene de masticar los alimentos. En casos de pérdidas de diente extremas, se puede ver alterada la simetría de la cara.

Los implantes son fijaciones de titanio biocompatibles diseñadas y creadas para anclar los dientes artificiales de porcelana que sustituirán a las piezas dentales perdidas. Una vez integrados en el hueso maxilar, los implantes actúan como soporte de los nuevos dientes artificiales (coronas o puentes fijos) y conviven de forma sana, armoniosa y natural con el resto de tejidos orales. Los implantes dentales tienen 3 funciones bien diferenciadas: estética, funcionalidad y biología.

Se establece una edad mínima de 18 años, aunque es mejor esperar hasta que el desarrollo facial del paciente haya concluido. Si se coloca un implante demasiado pronto, se corre el riesgo de que, con el tiempo, aparezcan resultados estéticos desfavorables una vez se ha completado el crecimiento.

La cirugía de colocación de implantes no tiene una edad máxima recomendada. Sin embargo, es imprescindible valorar el estado de salud general del paciente, así como otros factores como la medicación que tome, las enfermedades que padezca o los riesgos quirúrgicos que puedan darse por la colocación del implante.

Prácticamente todos podemos ponernos implantes dentales

Efectivamente la mayoría de la gente puede ponerse implantes dentales. Si tienes poco hueso se puede realizar una regeneración ósea para crear el lecho suficiente para la sujeción del implante. Lo importante es llevar a cabo una valoración y diagnóstico correcto.

Desde el punto de vista práctico y estético, los implantes dentales son lo más parecido a los dientes naturales, por lo que permiten masticar con total comodidad, aunque estés comiendo ese entrecot que tanto te gusta. Podrás hablar, gesticular, sonreír… No te dolerán, ni tendrás más apuro o vergüenza, volverás a sentirte seguro/a. Dejando al margen la salud, lo prioritario sin duda, existe una parte también relevante que conlleva este tipo de intervenciones, hablamos del aumento de autoestima.

En caso de sufrir periodontitis, será crucial su tratamiento antes de la cirugía de colocación de los implantes para devolverle a la encía y el hueso el estado de salud adecuado para la intervención.

En caso de fumadores, quien no puede dejar el hábito de manera permanente, se recomendará que se fume por debajo de los 6 cigarrillos al día por lo menos los dos primeros meses de cicatrización.

Lo idóneo es tener una visita en la que se te tomen las pruebas y registros necesarios y se te informe bien en la clínica de todo el procedimiento de principio a fin, llámanos y te daremos una cita sin coste y sin compromiso.

 

[cta id=»6725″ vid=»0″]

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba